jueves, 8 de marzo de 2012

PROMÉTEME...




Cuando no quede nada
y la sombra se cierna,
sobre los cuerpos,
desgajando vida...
no me mientas.
Sé raudo,
veloz en tu ataque,
arráncame el aire...
de una sola vez.
Repite mi nombre...
despide mis manos
y róbame amor.
Pero no te ancles
a mi piel dolida,
varada en la luna
de tus recuerdos.

2 comentarios:

  1. Tus versos siempre tan de piel adentro.

    Siempre es un placer leerte Ana.

    Besos.

    ResponderEliminar