sábado, 27 de agosto de 2011

QUE SOY LO QUE NO QUIERO...



Que me traga la tierra
humedecida de olvido.
Que mis manos se hunden
en barrizales calientes
(por ausencia de lluvia)
y mis movimientos
son estatua.
Que despego mis pedazos
intentando desasirme de mí.
Del hábito adquirido de bondad.
Del laberinto que supongo
complicado y envilecido.
Que apenas necesito aire.
Que ya no quiero ruido.
Que me deslizo sumisa
hacia fondos oscuros,
donde gotea la extrañeza
(deformando mi reflejo)
en el agua putrefacta.

Que soy lo que no quiero,
sí,
me temo que lo soy.
Que soy poeta y pedazos y restos...

5 comentarios:

  1. infinitas gracias dulce poeta por regalarnos la belleza y sensibilidad de tus letras, un besin de esta amiga admiradora que te desea feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. Un besazo enorme, pero enorme a las dos! Infinitas gracias por pasar un ratito en mi rincón decorado de rojo. Bienvenidas, siempre.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Ángel... pedazo... pedazo de AMIGO.

    ResponderEliminar